¿LOS REMATES JUDICIALES SON UNA ESTAFA?

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Tabla de contenidos

Según el marco legal colombiano ¿qué entendemos por estafa?

La Fiscalía General de la Nación

Recientemente la Fiscalía General de la Nación informó la captura de presuntos integrantes de cartel de los falsos remates judiciales. Los implicados se dedicaban a engañar a inversionistas de buena fe para sustraerles recursos con la promesa de entregarles directamente bienes a bajo costo producto de supuestos remates judiciales.

 

A continuación puedes ver algunas noticias de la Fiscalía relacionadas con las estafas:

¿Por qué cayeron estas personas en estafas con falsos remates judiciales?

Hay algunos elementos recurrentes en los casos que dieron lugar a las noticias compartidas:

  1. Se trató de FALSOS REMATES Judiciales, no de verdaderas diligencias realizadas ante autoridades judiciales o administrativas legalmente facultadas para ello. 
  2. Las víctimas aceptaron consignar dineros a cuentas personales de los presuntos delincuentes. 
  3. Las víctimas actuaron sin asesoría técnica de confianza para participar en las supuestas diligencias de remate.

Tres recomendaciones para no ser víctima de estafas de subastas judiciales

Nuestras recomendaciones puntuales para no ser víctima de inescrupulosos avivatos que buscan estafarle con la falsa promesa de adquirir un activo a bajo costo consecuencia de una diligencia de remate judicial son: 

  1. Verifique directamente en las páginas de información oficial de la Rama Judicial o de la entidad administrativa la existencia del proceso que da origen al remate de su interés. 
  2. Nunca, en ninguna circunstancia consigne recursos en cuentas bancarias de personas naturales ni haga pagos en efectivo o cheque a nombre de terceros. Los pagos deben realizarse en su integridad en las cuentas oficiales autorizadas para ello del Banco Agrario o Banco Popular en el caso del impuesto de remate. 
  3. Asesórese de su abogado de confianza para que estudie el caso de manera independiente y puntual verificando no sólo la existencia y veracidad de la diligencia de remate sino las condiciones jurídicas y fácticas que envuelvan el caso previo a tomar la decisión de participar en la diligencia de remate.

¿Cómo VERIFICO QUE EL REMATE JUDICIAL que me INTERESA es REAL?

Las diligencias de Remate se realizan como resultado de procesos que se adelanten por entidades administrativas, como la DIAN, o ante autoridades judiciales.

  1. Verifica en la publicación del aviso de remate el juzgado y radicado del proceso. 
  2. Con esta información revisa el proceso directamente en la página de la autoridad que realiza el remate, por ejemplo, en www.ramajudicial.gov.co si se trata de un remate realizado por un juzgado. 
  3. Si no tienes la facilidad de revisar directamente, pide ayuda a un abogado o estudiante de derecho para que te confirme la existencia de la causa que da origen a la diligencia de remate. 
  4. Apóyate en un abogado de confianza para el análisis del caso. Si quieres nuestra asesoría, contáctanos.

5 Tips para tener en cuenta y saber si el remate judicial se trata de una estafa

  • No hay diligencias de remate secretas ni al margen de la ley. Nuestro ordenamiento jurídico de hecho ordena que se publique un aviso previo a toda diligencia de remate. 
  • Siempre podrás acceder a la información del proceso directamente pues en la etapa de remate los expedientes son públicos. 
  • La revisión de los procesos es gratuita. Si ocupas los oficios de un abogado para el análisis, debes pagar sus honorarios, pero la revisión del proceso no tiene costo. 
  • En una diligencia de remate real NO se cancelan valores por el bien a particulares. Todos los pagos se hacen en Banco Agrario a una cuenta de la Rama Judicial. 
  • Nunca se paga por adelantado más del 40% del valor del activo. 
  • Sospecha si te ofrecen trámites o gestiones “privilegiadas” porque se cuenta con contactos o participación de funcionarios judiciales. 
CREAR CUENTA
PUBLICACIONES RELACIONADAS
Accede a tu cuenta